Los onironautas son aquellas personas que son capaces de estar en vigilia mientras sueñan. Tienen el don de ser conscientes dentro de sus propios sueños, desarrollando un gran control sobre ellos con el paso del tiempo. También son capaces de controlar completamente los sueños a su propia voluntad y placer, cambiando escenarios, situaciones, tiempo, espacio, es decir, crean un sueño a su antojo recordándolo al detalle al día siguiente al despertar.

Todos los seres humanos alguna vez en la vida podemos experimentar estos sueños lucidos de una forma espontánea, pero esto solo ocurre en nuestra niñez. Hoy en día podemos encontrar algunas personas que mantienen esta habilidad de una forma regular y continuada. Lo más sorprendente es que los onironautas creen que todo el mundo puede adentrarse en el mundo de los sueños lucidos y es todo lo contrario.

Hoy en día muchos psicólogos y psiquiatras están de acuerdo en que la inducción de sueños lúcidos puede ser muy beneficiosos para algunas personas ya que se podrían considerar como una vía terapéutica para tratar problemas psicológicos. Muchas personas confunden los sueños lúcidos con los viajes astrales y hay que decir que son dos cosas totalmente diferentes.

Y aunque queramos controlar cada uno de nuestros sueños debemos saber que el mundo del inconsciente es tan infinito que esta lleno de abismos y peligros.

Hay una serie de precauciones que debemos tomar si no queremos correr algún tipo de peligro innecesario;

Los onironautas cuando tienen sueños lucidos tienden a gastar más energías y la calidad del descanso siempre es menor, por ello muchas veces puede sentir agotamiento físico y mental.

Otros pueden crearse una adicción bastante negativa al querer evadirse en todo momento de la realidad por ello pretenden dormir muchísimas horas de lo habitual, desprendiéndose y alejándose de las cosas reales que suceden en el mundo.

La alineación se produce cuando un onironauta ya no es capaz de distinguir los sueños con la realidad, ya no sabe si esta consciente e inconsciente conllevando a causar estados de ansiedad críticos, paranoia, alucinaciones…etc.

 

3 Comentarios
  1. Vero 12 meses

    ¡Qué interesante! No tenía ni idea. Creo que soy una onironauta porque me gusta mucho dormir

  2. Fernando 12 meses

    no estaría mal tener esta habilidad sobre todo cuando te enfrentas a una cruda realidad

  3. Sara 11 meses

    Un don especial y peligroso a la vez.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© 2019 Tarot de Ana Blanco Todos los derechos reservados

Contáctame

Contacta conmigo o con mi equipo de colaboradores y estaré y te daremos respuesta tan pronto como lo veamos.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?